Regresando a nuestro origen verso por verso.

Recursos


La Paz que Genera Conflicto (Mateo 10:16-25) (Matthew 10:16-25)

David GodoyDavid Godoy, January 19, 2014
Parte de la serie Mateo, predicada en el servicio del Domingo en McAllen

Tags: 10, conflicto, cristo, david, de, Dios, evangelio, familia, genera, godoy, Jesus, la, mateo, Mostaza, paz, que, Salvador, Semilla

 file

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Haz click aquí con el botón derecho del mouse para DESCARGAR el mp3 Download

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Haz click aquí con el botón derecho del mouse para DESCARGAR el mp3 Download
About David Godoy: Pastor David Godoy
Anterior: Mismo día: Siguiente:
« Embajadores de la Paz (Mateo 10:12-15) Parte 2 None Echad Fuera el Temor (Mateo 10:26-33) »

Matthew 10:16-25

16He aquí, yo os envío como á ovejas en medio de lobos: sed pues prudentes como serpientes, y sencillos como palomas. 17Y guardaos de los hombres: porque os entregarán en concilios, y en sus sinagogas os azotarán; 18Y aun á príncipes y á reyes seréis llevados por causa de mí, por testimonio á ellos y á los Gentiles. 19Mas cuando os entregaren, no os apuréis por cómo ó qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado qué habéis de hablar. 20Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros. 21Y el hermano entregará al hermano á la muerte, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir. 22Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre; mas el que soportare hasta el fin, éste será salvo. 23Mas cuando os persiguieren en esta ciudad, huid á la otra: porque de cierto os digo, que no acabaréis de andar todas las ciudades de Israel, que no venga el Hijo del hombre. 24El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor. 25Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de la familia llamaron Beelzebub, ¿cuánto más á los de su casa? (RV1909)

Powered by Sermon Browser

Leave a Reply