Regresando a nuestro origen verso por verso.

No preguntes por qué, sino para qué – Juan 9:1-12

Leave a Reply